miel como endulzan
Cocinill@s,  Novedades,  Vida Sana

La miel, ¿qué beneficios nos aporta?


Todos, en alguna ocasión, hemos probado la miel. Ya sea en un postre, en una salsa, como remedio para la gripe, en mascarillas faciales… pero, ¿conocemos realmente qué beneficios nos aporta?

Si sabemos algo cierto de la miel es que es uno de los alimentos más dulces que podemos usar en nuestra cocina y que además, es natural. Es cierto que muchos defienden que sus beneficios no son tales y que las propiedades curativas de la miel son falsos mitos. Lo que sí tenemos claro es que es el edulcorante natural más antiguo que se conoce y  también ha sido el más usado por muchas generaciones como remedio para combatir algunas afecciones.

¿Qué es la miel?

La miel es una sustancia densa, viscosa y dulce elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de las planta.

¿Cuál es el proceso que permite la elaboración de la miel?

El proceso se inicia cuando las abejas localizan flores ricas en polen. Se posan sobre estas flores y comienza la recolección del néctar a través del probóscide. Este es un órgano bucal que poseen las abejas parecido a una trompa y a través del cual succionan el polen.

Tras la succión, el polen se almacena en unos sacos especiales que las abejas tienen al lado del estomago para este fin.

Cuando los sacos están llenos la abejas regresan a la colmena donde lo depositan junto con unas enzimas digestivas especiales, que son las que posibilitan la transformación del néctar en miel.

miel en el panal

Tras depositarlo en el panal, comienza el proceso de deshidratación, que lo llevan a cabo la abejas obreras a través de movimientos realizados con sus alas.

Tras eliminar el agua del néctar, las abejas generan cera para sellar el panel donde,con el tiempo y gracias a las encimas depositadas, harán que el néctar recolectado se convierta en miel.

¿Alguna vez te has preguntado quién empezó a usarla?

Buscar el origen del uso de la miel es una tarde complicada y prácticamente imposible. Si nos ponemos a analizar su uso en el tiempo descubrimos que desde el principio de los tiempos el hombre ha usado este manjar tanto con fines culinarios como medicinales.

De hecho encontramos pinturas rupestres datadas en el año 7000 antes de Cristo que muestran a un hombre recolectando miel. Estas pinturas las encontramos en la Cueva de la Araña en Bicorp, Valencia. Unas cuevas que si os animáis, podéis visitar.

recolector de miel en pinturas rupestres

En la civilización egipcia o griega, llegó a ser considerada un manjar sagrado destinada, entre otros usos, al pago de impuestos. Así, en excavaciones egipcias con más de 2000 años de antigüedad, se han encontrado vasijas con miel en perfecto estado.

La miel fue, a lo largo de la historia, el edulcorante más accesible para todas las clases  hasta que, en el siglo XVI, se popularizó el uso del azúcar de caña. Desde esa época y hasta nuestros días continuamos con el eterno dilema: ¿es mejor usar miel o azúcar como edulcorante?

¿Miel o azúcar?

A este respecto partimos de la base de que ambos son edulcorantes naturales. La miel como ya os hemos contado, proviene del néctar de las flores y el azúcar proviene de la remolacha o caña de azúcar.

Si nos centramos en su composición, el azúcar de mesa es 100% sacarosa, mientras que la miel está compuesta por un 80% de azúcares simples conteniendo en menor proporción la sacarosa y conteniendo en mayor cantidad la fructosa y glucosa.

Además, la miel también nos aporta micronutrientes como vitaminas y minerales, destacando el calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, ácido fólico, vitamina C y vitaminas del grupo B.

Tras esto podríamos decir que la miel es más recomendable porque no solo endulza, sino que aporta a nuestro organismo diferentes beneficios.

¿Por qué es indispensable en nuestra despensa?

Podemos decir que a nivel calórico la miel y el azúcar son muy similares. Quizás la miel, sea ligeramente inferior en cuanto aporte de calorías a nuestro organismo pero su uso continuado, nos puede aportar importantes beneficios.

Los beneficios de consumir este edulcorante natural para nuestro organismo son muchos. Algunos consideran que estos beneficios son falsos pero estudios recientes demuestran que la miel puede ayudarnos a mejorar nuestra salud.

Posee propiedades antibacterianas

La miel posee propiedades antibacterianas que nos ayudan a defendernos frente a la bacterias del exterior. Diversos estudios han demostrado que consumir miel, nos ayuda a combatir las bacterias que se asientan en nuestra piel.
Además gracias a esta propiedad antibacteriana, la miel resulta también útil en el tratamiento de quemaduras menores y heridas superficiales. Además su consumo ejerce una importante acción antiinflamatoria y ayudan a la cicatrización de las heridas.

Es útil para combatir el estreñimiento

Gracias a la elevada concentración de fructosa que posee, se puede convertir en un buen aliado para aquellas personas que tienen problemas de estreñimiento en su día a día.

Ayuda a reducir la acidez estomacal

Nuestro estomago a veces no es capaz de asimilar correctamente los alimentos y la miel puede ser una aliada para combatir los síntomas de la acidez estomacal. Una infusión templada de miel con limón, nos ayuda a combatir los dolores gástricos y además a reducir la formación de gases.

infusiones con miel
Una infusión de miel y limón nos ayuda a mejorar nuestra salud
Piel más radiante

El poder antibacteriano de la miel, nos ayuda a mejorar el aspecto de nuestra piel porque equilibra la producción de grasa y aclara el tono de nuestra piel. Si quieres beneficiarte de sus propiedades hidratantes, un mascarilla a base de miel y aceite de oliva dos veces a la semana te ayudará a lucir una piel sana y radiante.
Además, también puede usarse como exfoliante para nuestra piel y nos ayuda a combatir el acné o las quemaduras solares.

Ayuda a combatir el dolor de garganta si la combinamos con limón

Aunque suene a remedio de la abuela es cierto, en épocas de frío o cuando nuestra garganta sufre, una infusión caliente de miel con limón nos puede ayudar a suavizar y a aliviar la picazón de garganta de una forma natural y sana.

Es mejor endulzante

Como ya os hemos comentado antes, la miel, como endulzante, aporta menos calorías a nuestro organismo. Además, su alto contenido en glucosa y fructosa hace que nuestro cuerpo la absorba más rápidamente y la transforme en energía antes.

Como veis, el consumo habitual de miel nos aporta muchos beneficios y aunque algunos digan que son falsos mitos o leyendas, lo que sí es cierto es que una cucharadita de miel nos ayuda a endulzarla vida o al menos nuestro día a día de una forma natural y sana.

Pero no son los únicos beneficios naturales que podemos darle a nuestro cuerpo. El sol, nuestro astro rey, nos aporta también muchos beneficios que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud, descúbrelos.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *